ImageDeadlock

Wolves
Lifeforce
2007

 

¿Te has preguntado alguna vez si existe una banda de metal extremo con riffs buenísimos, melodías oscuras, orquestación fenomenal y una voz femenina preciosa mezclada con voces duras? Bueno pues sí, se llaman Deadlock y su nuevo álbum Wolves es precisamente todo lo mencionado con un sonido super contemporáneo. Los alemanes desde luego tienen su propia identidad y se puede saborearla en todo el disco.

La incorporación de su colaboradora durante mucho tiempo, Sabine Weniger como miembro permanente del grupo, ha añadido mucho más que una voz bonita. Por supuesto su voz es fantástica y eso ya es una gran ventaja, pero, lo que es más importante, ha añadido a la música de Deadlock un nuevo nivel que contrasta con la voz desgarradora de Johannes Prem. El resultado es, cuanto menos, interesante y desde luego más complejo. Wolves es un trabajo más oscuro que su predecesor Eart.Revolt pero al mismo tiempo más elevador.

La producción ha corrido a cargo del guitarrista de la banda Sebastian Reichl. Jacob Hansen, quien ha mezclado el álbum, añade el tóque mágico. Escuchad el extraordinario Losers’ Ballet, un ejemplo perfecto de lo que este sexteto es capaz de hacer.