ImageEpica

The Classical Conspiracy
Nuclear Blast
2009

 

Han sido varios los intentos de mezclar el metal con orquestas y muchos de ellos, en mi opinión, bastante mediocres. En el caso de The Classical Conspiracy se trata de algo completamente diferente. Para empezar, la música de Epica y la música orquestrada tienen una base común y por lo tanto, una orquesta de 40 miembros y un coro de 30 voces complementan perfectamente al grupo holandés y viceversa.Tanto en las piezas clásicas y de bandas sonoras, que componen la primera parte, como en los temas de Epica, el equilibrio entre las tres piezas que forman este magnífico puzzle (banda, orquesta y coro) es impresionante. Debo de admitir que nunca pensé que una batería pudiera sonar tan bien con Dies Irae de Verdi por ejemplo, como si el maestro, en un momentón de revelación divina futurista, hubiese compuesto una partitura alternativa para generaciones venideras.

Se necesitan una mente y sensibiliad musical muy especiales para organizar y sacar adelante un proyecto de esta embergadura, pero es que estamos hablando de Epica. Grabado en el Miskolc International Opera Festival (Hungría), me puedo imaginar lo espectacular que debió de ser el concierto en sí. Escuchando el álbum uno cierra los ojos y puede acercarse al momento real.

Un doble álbum espléndido, intenso, exquisito y clásico, de los que te ponen la piel de gallina. No te lo puedes perder