ImageHatesphere

To The Nines
Napalm
2009

Vuelven los daneses Hatesphere tras un período de altibajos y con cuatro nuevos miembros en el grupo, y vuelven haciendo lo que mejor saben hacer: angro-thrash puro y duro al mismo tiempo que cargado de melodía.  Admito que siempre he sentido especial predilección por este grupo. Para empezar, creo que hace tiempo se coronaron como los reyes de este género, sobre todo con el hueco dejado por The Haunted tras el abandono del vocalista Marco Aro y el regreso del cantante original Peter Dolving, momento en el que, en mi opinión, los suecos optaron por otra vía musical. Sin embargo debo admitir que en el predecesor de To The Nines, Hatesphere carecía de la frescura que habían emanado hasta el momento, quizás fuera el resultado de la lenta cocción de problemas dentro de la banda, quizás se tratara de una de esas crisis creativas que muchos grupos sufren hacia el cuarto disco. Sea como fuere, con este nuevo álbum todo queda atrás. Desde el primer tema, que le da título al álbum, hasta Oceans of Blood, estamos ante esa descarga de energía brutal y esa cohesión entre guitarras, sección rítmica y voces que les ha distinguido desde sus comienzos. 

ImageAmorphis

Silent Waters
Nuclear Blast
2007

 

Si eres uno de esos nostálgicos que opina que Amorphis ha ido en declive desde su segundo álbum Tales From The Thousand Lakes y que nunca volvieron a ser los mismos tras la marcha del vocalista Pasi, probablemnete este álbum no sea para tí. Aun así te animo a que los escuches con una mente abierta. y descubrirás que Amorphis en 2007 retiene muchos de los elementos que les hizo un grupo singular y especial en primer lugar.

Silent Waters es un álbum bello, muy bello y mucho más contundente y completo que el anterior trabajo de los finlandeses, Eclipse, y hasta me atrevería decir que cuaquier álbum desde tiempos de Tuonela. Aquí volvemos a escuchar a Amorphis como los reyes de la melodía.

Desde Weaving the Incantation, tema que abre el álbum, pasando por A Servant o Towards And Against,  es evidente que Amorphis han vuelto más fuertes que nunca. Una combinación perfecta de voces guturales y limpias cargadas de emoción, trazos épicos y ese inconfundible sonido del órgano Hammond que le da el toque progresivo.

Temas con pasajes acústicos como Enigma o Shaman ponen  la pincelada de folk nórdico. Sin olvidar las baladas con una acento más melancólico como el propio Silent Waters o el precioso Black River, que cierra el álbum.

Sencillamente fenomenal.

 

ImageThe Absence

Riders Of The Plague
Metal Blade
2007


Segundo álbum de estos chicos de Tampa, Florida. The Absence combinan a la perfección los riffs tipo  thrash y unas guitarras de death melódico con sabor europeo, todo ello con unas voces brutales, ni una voz limpia en el disco. El resultado en Riders of the Plague es absolutamente brillante y demuestra que se puede sonar americano y europeo a la vez sin sacrificar ni una pizca de agresividad en el sonido. Imaginaos una combinado de Tetament con Arch Enemy, así sabe The Absence.

Además para este segundo trabajo cuentan con un montón de invitados, desde el productor del álbum Jonas Kjellgren (Scar Symmetry) hasta James Murphy (Death, Testament), pasando por Jonas Granvik (Without Grief, Edge of Sanity), Per Nillson (Scar Symmetry) or Santiago Dobles (Aghora).

Un grupo excelente con un sonido potente y equilibrado y muy buenos temas. ¡The Absence han venido para quedarse!

 

ImageDimmu Borgir

In Sorte Diaboli
Nuclear Blast
2007

¿Qué os puedo decir de Dimmu Borgir que no sepáis ya?
Los noruegos han alcanzado más que la mayoría y han llevado su música más allá de las fronteras del black metal. Poseen una sensibilidad musical especial que les hace realmente extraordinarios e intemporales.

In Sorte Diaboli continúa en la onda de Puritanical Euphoric Misanthropia y Death Cult Armageddon, aunque quizás menos sinfónico y más agresivo que éstos. Hay pasajes clásicos pero en lugar de mezclarlos totalmente con el metal, están colocados inteligentemente para complementar y realzar los temas. El álbum también recobra algo del sonido más antiguo de Dimmu Borgir y destaca por unos riffs potentes, una batería fabulosa y las voces excelentes a los que nos tienen acostumbrados. El resultado es un disco maduro y completo que atraerá una vez más a fans de otros géneros.

¡Simplemente magnífico!

 

ImageDark Tranquillity

Fiction
Century Media
2007

Sin duda alguna una de las bandas más influyentes de la escena del death melódico, Dark Tranquillity son uno de esos grupos que en mi opinión poco pueden hacer mal. Me encantan desde hace años y he disfrutado de cada uno de sus trabajos. Dicho esto, su último disco Character era bastante uniforme y mostraba a los suecos en su dimensión más directa y rápida.

Fiction es en general un álbum más diverso, incluso recobra elementos que no habíamos escuchado desde los días de Projector, y por lo tanto más completo. Puedes encontrar temas más directos como ‘Focus Shift’, ‘Blind at Heart’ o ‘Terminus’, al mismo tiempo que otros más evocadores como ‘Inside the Particle Storm’ o el magnífico ‘The Mundane and the Magic’, con la cantante de Theatre of Tragedy  Nell Sigland.

Esto junto con un nuevo sonido (cortesía de Tue Madsen,  que ha mezclado el álbum) muestra a Dark Tranquillity como un grupo  incríblemente experto y maduro que se atreve a arriesgarse y todavía puede sonar excitante y fresco. ¡Fabuloso!

 

ImageDeadlock

Wolves
Lifeforce
2007

 

¿Te has preguntado alguna vez si existe una banda de metal extremo con riffs buenísimos, melodías oscuras, orquestación fenomenal y una voz femenina preciosa mezclada con voces duras? Bueno pues sí, se llaman Deadlock y su nuevo álbum Wolves es precisamente todo lo mencionado con un sonido super contemporáneo. Los alemanes desde luego tienen su propia identidad y se puede saborearla en todo el disco.

La incorporación de su colaboradora durante mucho tiempo, Sabine Weniger como miembro permanente del grupo, ha añadido mucho más que una voz bonita. Por supuesto su voz es fantástica y eso ya es una gran ventaja, pero, lo que es más importante, ha añadido a la música de Deadlock un nuevo nivel que contrasta con la voz desgarradora de Johannes Prem. El resultado es, cuanto menos, interesante y desde luego más complejo. Wolves es un trabajo más oscuro que su predecesor Eart.Revolt pero al mismo tiempo más elevador.

La producción ha corrido a cargo del guitarrista de la banda Sebastian Reichl. Jacob Hansen, quien ha mezclado el álbum, añade el tóque mágico. Escuchad el extraordinario Losers’ Ballet, un ejemplo perfecto de lo que este sexteto es capaz de hacer.