Mikael Quién: Mikael Akerfeldt
Grupo: Opeth
Fecha: Diciembre 2005
Lugar: Bergara
Autor: Maria

¿Qué tal Mikael? Hacía bastante tiempo que no nos veíamos y por fin os tenemos tocando aquí en Bergara.

Sí, aunque ya hemos tocado antes aquí, bueno creo que era aquí. El nombre del sitio era el mismo pero la verdad es que no lo reconozco. Fue hace unos dos o tres años pero sólo vinieron unas cien personas, espero que hoy haya más (risas).

 

¡Seguro que sí! Precisamente me estaba acordando de aquella vez que estuvimos charlando en la oficina de Music For Nations en Londres. Deliverance salía al mercado y mientras hablábamos recibiste noticias de una gira por Estados Unidos.

Sí, reacuerdo muy bien

 

Fíjate lo que han cambiado las cosas. Ya habéis estado allá varias veces desde entonces

Sí, en realidad hemos estado allá más que en ningún otro sitio. Creo que hemos hecho como cuatro giras por cada álbum en Norteamérica pero es un país enorme así que para causar una impresión tienes que volver varias veces y cubrir el mayor territorio posible. Nos ha ido muy bien de todos modos.

 

¿Qué os pasó en la última gira? Creo que tuvisteis problemas con el chofer del autobús

Bueno, nosotros en realidad no tuvimos ningún problema, éramos demasiado mayores para él (risas).

Era un pederasta y le pillaron el día del último concierto. Se trajo a una chica de 16 años, en Suecia 16 años es legal pero no en Estados Unidos. No sé de dónde era la chica pero vino hasta donde estaba él porque le había ofrecido un trabajo o algo así. Nosotros la conocimos y todo, nos encontramos en el ascensor y nos dijo que era su sobrina. Total que abusó de ella y luego la abandonó. Un policía la vio dando vueltas por ahí y la recogió. Arrestaron al chofer y encontraron en su ordenador un montón de material de niños más jóvenes aún. ¡Terrible!

El caso es que no teníamos mala opinión de él, era simplemente el chofer y con nosotros era majo, así que ni nos imaginábamos algo así. Obviamente tenía secretos bastante oscuros.

 

Retrocedamos un poco al momento en que os quedáis sin sello discográfico, de pronto Music For Nations con quien estabais tan contentos desaparece. ¿Qué sentisteis en ese momento?

Lo primero de todo una gran pena, no por el sello en sí pero por la gente que trabajaba allí, eran amigos y todos se quedaron sin trabajo y las bandas sin sello, menos nosotros que durante dos semanas estuvimos en BMG ¿Te imaginas? ¡Anda que no hubiera sido interesante! (risas).

Pero por lo que concierne a Opeth no me preocupaba tanto, es algo que ocurre en esta industria, es parte del ‘negocio’. Sabía que encontraríamos un nuevo sello al día siguiente y así ocurrió, tuvimos 30 ofertas.

 

¿Fue difícil elegir?

Si, bastante difícil sobre todo al final. Visitamos casi todos los sellos, nos reunimos con ellos y al final nos quedamos con dos ofertas. Todo estaba entre Roadrunner y Century Media, ahí fue muy duro porque hemos estado conectados a Century Media casi desde que comenzamos y nos llevamos fenomenal con Robert, el dueño, además de tener un montón de amigos trabajando en ese sello. Pero ya no nos importa tener amigos en sellos, ahora separamos las cosas. Esta decisión correspondía a la parte ‘negocio’ de Opeth y en ese sentido Roadrunner era la mejor elección para Opeth. Ha hecho una promoción estupenda del álbum.

 

Algunos fans fueron muy críticos con la elección, reaccionaron mal porque creían que supondría un cambio de estilo para Opeth, por eso de que Roadrunner durante muchos años sólo se ha preocupado del Nu Metal, especialmente americano. Yo más bien lo veía como un despertar de Roadrunner ante el hecho de que hay otro tipo de Metal que gusta muchísimo y que vende.

Yo creo que Roadrunner querían recobrar su credibilidad. Al principio era un sello muy respetado y creo que aunque han mantenido ese respeto, el hecho de firmar un montón de grupos que sonaban igual era una decisión puramente económica, el ‘negocio’ otra vez, pero les hizo perder un poco de credibilidad. Firmar a Opeth no creo que fue una decisión económica ni relacionada directamente con el negocio, aunque trabajamos bien, sino relacionada con la credibilidad. Les gusta nuestra música y querían estar asociados con esta banda, querían que nuestra credibilidad se les pegara a ellos y creo que hasta cierto punto así ha sido.

 

La grabación de Deliverance y Damnation fue un tanto frenética. Imagino que con Ghost Reveries fue muy diferente, con más tiempo para componer, ensayar y en una palabra, digerir todo el proceso. ¿Estabais más tranquilos en el estudio? Además cambiasteis estudio para este álbum ¿no?

Si cambiamos de estudio. La verdad es que todo fue diferente, muchos cambios: nuevo sello, nuevo disco, nuevo miembro en la banda, nuevo estudio y tampoco trabajamos con Steven Wilson sino que la producción la hicimos solos. Fue como un nuevo comienzo para esta banda. Decidimos hacer las cosas de una manera profesional por una vez y dejar de ser unos vagos (risas). Ni siquiera jugamos con la play esta vez (risas). Trabajamos disciplinadamente, levantándonos a las 10 de la mañana todos los días y grabando hasta las 10 de la noche y las dos últimas semanas hasta la hora que fuese. Además habíamos ensayado, las canciones ya estaban hechas antes de meternos en el estudio, así que todos los miembros sabían algo de este disco mientras que en el pasado nadie sabía nada, ni siquiera yo y tenía que componer los temas durante el tiempo de grabación.

 

Tampoco os salió tan mal, siendo vagos y todo creo que lo hicisteis bastante bien (risas)

Si, no lo hicimos mal del todo. También es cierto que fue interesante grabar discos de esa manera porque todo resulta muy espontáneo pero llega un punto que estás sufriendo más que disfrutando. Con el nuevo sabíamos que disfrutaríamos. Nuestra meta desde el momento que entramos en el estudio era hacer un disco no bueno sino magnífico, por lo menos para nosotros mismos. Fue un trabajo duro pero nada comparable con el estrés que padecimos con los dos discos anteriores. Durante la grabación de Deliverance y Damnation era como estar en el apartamento de un yonqui, parecíamos fantasmas y yo me puse enfermo y todo.

 

Cómo es que Steven no participó en la producción esta vez

Le preguntamos y dijo que sí pero al final no pudo porque estaba de gira. Tampoco fue algo preocupante porque siempre la producción ha corrido más o menos de nuestra cuenta, Steven siempre ha sido coproductor y estaba en el estudio sólo 10 ó 15 días. Con Ghost Reveries entramos al estudio el 15 de Marzo y salimos el 1 de Junio. Imagínate, entramos con nieve y salimos con sol, fue como volver a casa para las vacaciones de verano (risas).

Lo que la gente no entiende es que es que está ahí constantemente soy yo, tengo opiniones sobre todo así que me envuelvo en cada aspecto de la producción, se puede decir que en realidad soy el que ejerce de productor. Tener a Steven era genial pero no tenerle no supuso tanto como la gente igual piensa aunque estoy seguro que volveremos a trabajar juntos en al futuro, pero si no lo hacemos tampoco me preocupa.

 

¿Teníais ideas muy claras sobre las diferencias que querías que este álbum tuviera?

No realmente. Había escrito canciones como siempre he hecho, en ese aspecto no había diferencias. Queríamos simplemente que fuese mejor. Creo que aprendí bastante de los errores que cometimos con Deliverance y Damnation, gran parte del material ahí era un batiburrillo, una mezcolanza y aunque son buenos, podían haber sido mucho mejor, especialmente en los arreglos. Esta vez me he podido preocupar de los detalles, cambiar cosas hasta que los temas estuvieran perfectos. Cuando escuchas el disco con amigos ya no tienes que toser durante ciertas partes para taparlas y que no las oigan (risas). Estoy orgulloso de cada minuto del álbum.

 

Sin embargo Damnation atrajo a un montón de gente que no conocía la música de Opeth y que igual jamás os hubiera conocido

Sí, no me siento tan mal con Damnation como con Deliverance, aunque los grabamos al mismo tiempo, por lo que sea Damnation no me trae tan malos recuerdos. Siempre lo he favorecido más que a Deliverance porque es diferente y único en nuestra discografía, hacía mucho tiempo que quería hacer un disco así. Sabía que había mucha gente que no le va el metal pero que les gustaría ese álbum, la pena es que no tuvo el impacto que podía haber tenido pues se promocionó como un disco de metal. No me parece mal del todo pero ojalá hubiésemos podido hacer un single o algo así. Ahora ya ha desaparecido, se ha quedado simplemente en un disco de Opeth cuando podía haber sido mucho más, pero estoy muy orgulloso de llevar ese disco a nuestra espalda.

¡No me extraña! Además sois un grupo que os arriesgáis y al final eso da resultados

Yo ya no lo veo como un riesgo. Creo que estaríamos en peor situación si no hiciéramos cosas así. El mayor riesgo para Opeth es no intentar desarrollarse, intentar hacer lo mismo otra vez, eso supone un riesgo mayor que ir en una dirección que nadie esperaba. Para que Opeth se mantenga con vida es muy importante que nos desarrollemos. Si haces lo mismo y te quedas estancado en algo que realmente no quieres hacer al final te separas. Para Opeth es muy importante tener esa libertad para hacer lo que queramos y no seguir un camino claro. Francamente, odio la música predecible. Por otro lado Opeth tiene un sonido particular que cuidamos mucho y que queremos mantener, pero creo que es un sonido mucho más amplio que la mayoría de grupos que hacen lo mismo una y otra vez.

 

Hablando de cambios, por primera vez habéis grabado un vídeo para el tema The Grand Cojuration. Lo primero que piensa uno es: “¿Un vídeo de Opeth? Cortarán la canción”.

Supongo que la idea de un vídeo clip fue de Roadrunner. Tengo entendido que no estáis muy contentos con el resultado.

Obviamente la idea fue de Roadrunner, es algo que hacen siempre y la verdad es que nosotros siempre hemos querido hacer un vídeo clip pero sabíamos que teníamos que cortar las canciones y eso no nos convencía, al final se trata de media canción. Pero tampoco soy idiota y quiero hacer promoción para este álbum así que veo lo del vídeo clip como un trailer, algo que hace que la gente escuche parte de la canción, se interese y vaya a escuchar todo el disco.

No entiendo nada de vídeos, la única imagen que creo está asociada a Opeth es nosotros tocando en el bosque.

 

Y en Otoño

¡Exacto! (risas). Probablemente acabemos haciendo uno así pero esta vez no tuve nada que ver con el vídeo. Recibimos una página del director con una sinopsis de la historia y algunas tomas y nos pareció bien porque tampoco le dimos mucha importancia. Durante el rodaje nos agarramos una borrachera bastante considerable, había muchas chicas y nos dábamos cuenta por dónde iban los tiros. Todo giraba en torno al sexo, por supuesto no tengo ningún problema con eso pero no es lo que va con Opeth, no quiero que la gente vea el vídeo y al final ni oiga la canción. La primera versión tenía más desnudos y tal pero le dije al director que teníamos que bajar el tono. Todavía se ven enfermeras góticas en plan sexy pero por lo menos es un video profesional, aunque si lo hiciera yo nunca se parecería nada a ese vídeo. A mí me gustaría hacer un vídeo clip de la última canción del disco, ya veremos pero creo que me envolveré más la próxima vez.

 

Lleváis de gira ya mucho tiempo ¿Volvéis a casa para Navidad?

Si el día antes. No hemos parado en bastante tiempo pero ahora nos tomamos un descanso y nos quedamos en casa hasta el 14 de Febrero.

 

Me imagino que lo cogerás con gusto, sobre todo ahora que tienes una hija.

Si desde luego. Ahora ya no es tan divertido ir de gira y siempre tengo prisa por acabar cuanto antes para volver a casa. Disfruto mogollón el tiempo que estoy en el escenario pero el resto, todo el tiempo muerto sin hacer nada que hay entre medio ya no tiene ningún valor. Me gustaría poder tocar e irme a casa pero eso es imposible. A partir de Febrero vamos a viajar sin parar. Iremos a Australia y Nueva Zelanda, Israel, Japón, Sudamérica (estamos ansiosos por ir a Chile sobre todo ya que tuvimos que cancelar) e incluso se ha hablado de conciertos en China, Túnez y Rusia.

 

Vais a sitios que nadie va

Algunos de estos países están hambrientos de espectáculos, cualquier tipo de espectáculo y a mí la verdad es que no me importa dónde tocamos, mientras alguien vaya y se lo pase bien. Al mismo tiempo es más interesante para nosotros tocar en sitios que no hemos visitado nunca, vas un poco en plan turista pero con otro pagando (risas). Las giras por Estados Unidos aunque nos encantan son un poco… ya sabes lo que te vas a encontrar, ya lo conoces todo. Quiero ver el mundo así que allá donde nos quieran iremos.

 

Te tengo que preguntar por Martin López ¿Qué tal está? ¿Se encuentra mejor? ¿Va a volver a la banda?

Está mucho mejor. Hablé con él por teléfono hace una semana, ha estado en España recuperándose y la verdad es se le notaba mejor que la última vez que le ví, entonces no estaba bien. En cuanto a lo de volver, tenemos que estar con él, charlar, tocar juntos y simplemente ver cómo está, ver para creer ¿entiendes? No nos podemos arriesgar, ni él tampoco se puede arriesgar a meterse en la banda con todo el trabajo que tenemos ahora si no se encuentra bien. En el pasado nos ha dejado tirados en más de una ocasión y cuando te has comprometido a a una gira no puedes funcionar así. Antes que nada queremos que se recupere porque es un amigo y además si quiere volver por supuesto nos interesa tenerle como batería de Opeth. En fin, ya veremos, no quiero anticipar nada.

 

Bueno, ahora tenéis a Martin (¿qué pasa con este nombre y Opeth?) Axenrot que es excelente y que habéis tocado juntos cuando cantabas para Bloodbath. Fue una pena que dejaras la banda aunque sí que cantaste en el único concierto en el Festival de Wacken.

Decidí hacer ese concierto porque era el único y lo vi como algo divertido. Lo pasamos genial. Todos somos amigos en esa banda pero sobre todo Jonas, es mi mejor amigo así que fue una oportunidad para estar juntos, con tanta gira y tal ni nos habíamos visto en mucho tiempo. Nada más volver de una gira por Estados Unidos me tuve que ir para ensayar y entonces me arrepentí un poco de haber dicho que sí, pero cuando salimos a tocar fue fabuloso y me alegré un montón de estar ahí.

 

¿Qué va a pasar con el grupo, todavía están buscando vocalista?

Como todos somos amigos solemos hacer unas sesiones donde escuchamos los discos que ha hecho cada uno y tal. La última que hicimos estuvimos Jonas, Anders de Katatonia y yo. Por cierto que el nuevo álbum de Katatonia es magnífico. Jonas me dijo que la mayoría de las demos que habían recibido eran super cutres. Yo creo que querían a David Vincent pero el caso es que siguen sin vocalista.

 

Yo tengo una sugerencia pero es una chica y no es Angela Gossow.

Mmmm Interesante. Luego hablamos pues justamente luego he quedado en llamar a Jonas

 

¿Os veremos por Europa este verano en festivales y tal o si os lo ofrecen haréis OzzFest en Estados Unidos?

A mí OzzFest no me emociona mucho, si nos lo ofrecen desde luego no vamos a pagar por ello, si nos lo ofrecen cobrando nosotros igual lo tenemos que hacer. La verdad es que no me va la idea porque ¡es tan largo! Tocas dos días y tienes dos días de fiesta y nosotros normalmente hacemos 9 días seguidos o más y encima tocamos un set de 2 horas. Creo que tenemos un poquito más de resistencia que Ozzy Osbourne (risas) La verdad es que no se quién encabezará cartel porque Ozzy desde luego no, así que ni siquiera estoy muy seguro de la razón de celebrar ese festival. Pero si se celebra y nos lo ofrecen se trata de mucha publicidad e igual tenemos que aceptar, pero esa será la razón. Como gira es horrible, tocas en cada gran aparcamiento de Estados Unidos, acabas emborrachándote todas las noches y encima luego tienes que tocar media hora, o sea cuatro canciones, a las 10 de la mañana. Personalmente prefiero mil veces más hacer los festivales europeos.

 

Yo espero que os quedéis por aquí y no tengamos que esperar otros dos años para veros. Felicidades por el álbum, realmente es magnífico, y mucha suerte con las giras y todo lo demás. ¡Ha sido un placer volver a charlar contigo! Gracias Mikael

Lo mismo digo y gracias por todo el apoyo todos estos años. Hasta pronto, espero.